jueves, 31 de diciembre de 2015

Publicidad y otras hierbas... y ¡Feliz 2016!



No os lo perdáis. 
Fue uno de los anuncios más celebrados hace unos cuantos años.
La música es de Coco Steel & Lovebomb, y es parte de su tema "Yachts (A Man Called Adam Mix".

Muy para esta noche, mientras esperamos las doce... 


Y ya sabéis: Informality required.





viernes, 25 de diciembre de 2015

Fiona L.: El fatal destino de un pincho de tortilla


Hola amigas, hoy vengo a contaros las desventuras de un pincho de tortilla.

Parecerá fútil el tema, y lo es, pero a nada que se piense un poco mejor, las aventuras o desventuras de un pincho de tortilla vienen a ser muy similares a las nuestras, así que igual pueden servirnos de espejo.
Pero tranquilas, “no me comáis”, que ahora intento explicarme un poco mejor.

La historia comienza así: una -o sea, yo- le cuenta a su amiga que tiene intención de ir tomarse un café con leche adornado con un magnífico pincho de tortilla. Y ante semejante profundidad metafísica del comentario, va su amiga -o sea, la mía- y me dice que espera que el pincho y yo nos encontremos y que él (la tortillita) no sufra mucho por su destino.
¡Nunca dejan de sorprenderme estas “violetas plateadas”!

Total, que mientras ingería ese bocado glorioso, de huevo y patatas, con la sonrisa puesta en su destino, he dejado que mi mente vague por filosofías inocuas y he escrito un ensayo sobre el sentido de la existencia de un pincho de tortilla.
¡Nunca dejan de sorprenderme estas “violetas plateadas”!


El ensayo en cuestión tiene la longitud de dos párrafos, porque el tiempo de tomarse un café con leche no da para mucho más, y menos si es en el intervalo laboral, de ahí que también lo esté completando ahora con este pequeño preámbulo, que finalizo ya, antes de que dejéis de leerme. Lo cual, dicho sea de paso, sería una pena, porque la profundidad metafísica que he alcanzado no servirá de nada, pero me ha quedado monísima.

¿Ha sufrido por su destino el pincho de tortilla?
Pues depende.
De momento, y hasta que se demuestre lo contrario, parece que los pinchos de tortilla no son conscientes de sí mismos, así que viven su “efímera forma” (el instante desde que son construidos, mezclando huevos con patatas, hasta que son de-construidos, en mi estómago por ejemplo) sin saber tan siquiera qué es lo que fueron. No pueden sufrir porque no saben ni que han existido.

Ahora bien, pudiera ser que nuestra limitación humana nos impidiera darnos cuenta de que realmente los pinchos de tortilla sí son conscientes de sí mismos, y entonces, si así fuera, ¡pobre pincho! ¡pobre!, ya que en ese caso, el asunto de su deglución le parecería mal, o bien, o se lamentaría por su destino, o le parecería glorioso, o… porque es precisamente la consciencia quien genera ¡todas esas tonterías!.

Imagen de quimica12medicina.blogspot.com

Su final sería el mismo. Acabar devorado en algún estómago “agradecido” (algo que de tener consciencia también podría alegrarle un poco, digo yo), pero pasaría su breve existencia mucho más preocupado por todo.

Pensar… ¡Qué inútil extravagancia! Y si no, ya me diréis cómo puede una bajarse a tomar un café y regresar escribiendo estas cosas.

Y aquí lo dejo. Las extravagancias, como casi todo, mejor en frasco pequeño. Otro día, si ha lugar, ya os traeré algún otro tarrito de metafísicas inútiles. Sólo para que, con un poco de suerte, al final de leerlas, se os haya quedado alguna sonrisa dibujada en la cara.

Cuidarse.
Fiona L.

PD: Incluso las mentes más preclaras descubren, al paso del tiempo, que aquello que pensaron tras arduos, laboriosos y largos esfuerzos  mentales, contiene alguna sombra que, sin anular lo dicho, necesitaría ser aclarada. 
Eso les sucede a las mentes preclaras, que no es mi caso, y tras largas reflexiones, que tampoco es el caso. 
Pero al releerme a mí misma, sí que me he dado cuenta de que quizá convenga matizar que el sufrimiento al que me refiero para nuestro querido pincho de tortilla es un sufrimiento moral.

Porque los sufrimientos físicos existen al margen de la consciencia… ¿O no? ¿O sí, pero con matices? Bueno, vale ya, esto lo dejo para otro tarrito. 
Frasquito quise decir.

© Textos bajo el epígrafe “Fiona L.” y epígrafe todos los derechos reservados.


domingo, 20 de diciembre de 2015

Ella dice, nosotras decimos: Mary Ann Clark Bremen. Colores, colores (2)


"Arañadas tapas de un verde ajado, como de un terciopelo muchas veces expuesto a la luz.
Tapas del color del tabaco. Y del de los corales de las islas Filipinas.
Tapas del color de la luz del atardecer en Nuestra Inglaterra -mis otros veranos-.


Tapas con olor a cobalto, a moho dulce, a gusanos de seda, a madreselva, a coñac, a tierra mojadas.
Tapas estampadas con dos líneas en oro desvaído, en azul prusia, en blanco sucio de nieves.


Los libros de tapas de cartón forradas con telas y los libros de tapas flexibles para los días de tren o playa.
Libros en miniatura (los poemas de Verlaine) y libros gigantescos (algunas novelas de Balzac).
Libros que podrían sujetar un edificio entero (por lo que dicen y cómo lo dicen).
Ningún libro malo entre tantos libros."


Biblioteca Pública de Kansas City, Missouri, EE.UU.

Casi una novela-poema de Mary Ann clark Bremen: "Una biblioteca de verano". Periférica.

Poca información se encuentra sobre esta gran escritora.
Si queréis añadir datos que nos acerquen a ella, no dejéis de escribirla en los comentarios o enviad un correo. 
¡Gracias!

martes, 15 de diciembre de 2015

"Poder y paradoja". Francisca García Algarra.




"Luchar contra la realidad es un fatal error de estrategia, y una confrontación perdida de antemano.

La realidad hemos de hacerla nuestra aliada, por más que en ocasiones no nos guste, la única manera de transformarla es conociéndola con los menores puntos ciegos posibles. Hay que caminar sobre lo real y su intrínseca entropía, como se hace sobre el dolor y el caos, para atravesarlos y dejarlos atrás."

"Los seres humanos podemos planificar el futuro sin estar en él, crear el cambio en nuestra vida a partir de hipótesis y de voluntad. Esta facultad tiene como puente al pensamiento para modificar las emociones con las que, finalmente, actuamos.

En esa búsqueda del ser en continuo cambio, se hace imprescindible la necesaria introspección, contemplativamente activa, para deshojar las corazas que tejemos sin saberlo, y fluir adaptativamente (no sumisamente)."




“En definitiva, coger con fuerza las riendas de la propia vida es condición de posibilidad para acercarnos a la vida que deseamos.
Eso es en potencia la esperanza y, sea cual sea la meta, no se puede vivir sin ella.
Pues, irremediablemente, la verdad siempre está a medio camino entre dos paradojas.” 

Fragmentos del artículo publicado en "Diario 16" con fecha 04/12/2015:
http://diario16.com/poder-y-paradoja/
© Francisca García Algarra



sábado, 5 de diciembre de 2015

Mandanos tu foto (4)

Fotografía enviada por Jasone, desde Bilbao.

Muchas gracias, Jasone.
Van llegando fotos, van llegando...


¿Has visto una foto en tu barrio, en una tienda, en el autobús, en la calle,... que te ha llamado la atención, te ha indignado, te ha fascinado, te ha hecho sonreir? ¿Y además sobre la mujer, sobre nosotras?
¡Pues envíanos la foto! ¡La publicaremos! 
Adjunta si quieres la fecha, el lugar donde la viste, o por qué ha captado tu atención:
lunavioletayplata@gmail.com

domingo, 29 de noviembre de 2015

Ella dice, nosotras decimos: Mary Ann Clark Bremen y sus 707 (I)

Mary Ann Clark Bremen (1928-1996)


"Flaubert (inteligente),
Stendahl (poderoso),
Remy de Gourmont (misterioso),
Marcel Proust (delicado),
Jean Lorrain (frágil),
Verlaine (arrebatador),
Duhamel (a quien yo detestaba, ay).
Y una corta lista de escritores británicos:
George Eliot (delicado),
Thomas Hardy (admirable),
Lytton Strachey (otro de los preferidos de mi tío).
(...)
Los adjetivos eran de mi tío.


¿Cómo era mi tío?
Le gustaban Italia, La Ilíada, las historias de amor y muerte y resurrección de La Biblia y el vino joven. Nunca tuvo hijos (...) Era un viejo francés que creía en Europa pero también en el resto del mundo. No creía en la imposición de las ideas, pero sí en la libertad de todos y en la justicia para todos.
Durante la Primera Guerra Mundial había preferido trabajar como enfermero, aunque no soportaba la vista de la sangre, antes que disparar un solo tiro. No era exactamente un pacifista, pues creía que había "guerras justas", pero no hubiera podido vivir pensando que había matado a un inocente, a alguien a quien habían reclutado contra su voluntad. O por miedo.


Llegué a D. en un autobús herrumbroso, poco antes de aquel verano, pero él ya había muerto. Me había escrito una larga carta al hospital cada dos días, desde que supo de mi ingreso: no podía moverse y apenas podía escribir, pero trataba de decirme: "¡Vive!".


-Alguien tendrá que hacerse cargo. Y quién mejor que usted, señorita... Ama usted los libros tanto como su tío, que en paz descanse (...) El general De Gaulle ha dicho, en su discurso del día 8 (...)

En el jardín, en aquella imponente mesa construida con traviesas de ferrocarril, escribí una lista con todos los libros que había en la casa. 707. Y el número, al dibujarlo casi, me pareció tan simbólico como hermoso.

(...) en la escuela quedaban, tan sólo, ¡diecisiete libros!, el resto había calentado a los soldados de la batería alemana asentada en la cercana montaña de H. (...) habían destruido, precisamente, el ayuntamiento y la contigua biblioteca de D.


Como mi tío Marcel, yo solía cambiar de orden las palabras de los poemas que leía en voz alta. Me inventaba versos, realizaba variaciones que alteraban música y ritmo. Los hacía míos.

"La poesía es de todos, hasta de los indigentes." ¿No decía eso Baudelaire? "He nacido y vivido en cualquier lugar, y sólo tengo un deseo...", recordaba yo. "Un grito perdido en la tormenta, el aullido del océano." No era mi vida, sino los versos de un viejo poeta amado por mi tío. "Pobre e ingenuo corazón: astíllate, no eres nada (...)"





Mary Ann Clark Bremer perdió a sus padres durante la Segunda Guerra Mundial, cuando el buque en el que viajaban fue atacado por un submarino alemán. 
En los años setenta comenzó a escribir sus memorias, dándoles la forma de novela breve. La editorial habla de un "alto lirismo", del que doy fe, así como de su original construcción narrativa.
Escribió en varios idiomas, publicando exclusivamente con seudónimo.

Poca información se encuentra disponible sobre esta gran escritora.
Si queréis añadir alguna nota más que conozcáis y nos acerque a ella, no dejéis de escribirla en los comentarios o enviad un correo. ¡Gracias!


sábado, 21 de noviembre de 2015

Rosa, rosae: "Son modernas, son fotógrafas".

Cartel de la exposición en el Centre Pompidou, Málaga.



 Ergy Landau. Sin título. Ca. 1925.



 Dora Maar. "Barcelona". Ca. 1932.



 Ergy Landau. Sin título. Ca. 1929.



Dora Maar. Nusch Eluard. Ca. 1925



Marianne Breslauner. Retrato de Yvonne Chevalier. 1932.



 Ivonne Chevalier. Dolores del Río. Ca. 1935



 Ivonne Chevalier. Colette. 1932.




Rogi André. Sin título [René Crevel, 1943]



Ergy Landau







Laurie Albin Guillot. Cristóbal Balenciaga. 1927.












Centre Pompidou. Parte superior sobre el Muelle 1.



Sirva esta entrada como recuerdo de los hombres y mujeres asesinados hace una semana en París. 
De aquellos de los que no sabemos.

Igualdad, Libertad, Fraternidad.



miércoles, 18 de noviembre de 2015

Mandanos tu foto (3)


Alameda Principal de Málaga, este sábado. Cartel de MAUS Málaga 2015.
Imagen: Mujer en los cincuenta





¿Has visto una foto en tu barrio, en una tienda, en el autobús, en la calle,... que te ha llamado la atención, te ha indignado, te ha fascinado, te ha hecho sonreir? ¿Y además sobre la mujer, sobre nosotras?
¡Pues envíanos la foto! ¡La publicaremos! 
Adjunta si quieres la fecha, el lugar donde la viste, o por qué ha captado tu atención:
lunavioletayplata@gmail.com

jueves, 12 de noviembre de 2015

F.A.S.T.


Imagen: www.taringa.net


"F.A.S.T" es el acrónimo en inglés (face, arms, speech y time) que agrupa los pasos a seguir para un rápido exámen en caso de sospecha de que una persona ha sufrido un ictus:

"F", de face (cara): es decir, si la cara o la boca parece torcida o "caída" de un lado
"A", de arms (brazos): si es capaz de levantar los brazos, o siente alguno más débil
"S", de speech (habla): si puede hablar correctamente, o mezcla palabras o las articula mal
"T", de time (tiempo): la rapidez en atender a la persona afectada es fundamental para evitar las secuelas más drásticas.

Otras indicaciones son pedirle que sonría; que diga una frase simple y que levante los brazos.



En el artículo de Europa Press publicado en +20minutos.es se afirma que la mitad se podrían evitar, y que son las mujeres las que cuentan con más factores de riesgo, asegura el portavoz de la Sociedad Europea de Cardiología, A. John Camm, profesor de Cardiología Clínica en la Universidad de St. George, Londres.

Aconseja llevar a cabo revisiones de salud cardiovascular de forma regular: "El médico puede recetar medicamentos para disminuir su riesgo de accidente cerebrovascular si ve que tienen presión arterial alta o fibrilación auricular."

El accidente cerebrovascular ocurre cuando el suministro de sangre a una parte del cerebro se interrumpe de forma que las células del cerebro pueden resultar dañas o morir, lo que lleva a defectos en la movilidad, el habla, el pensamiento y el sentimiento.

Según la página www.plusesmas.es, en España "el ictus es la segunda causa de muerte, primera entre las mujeres".

Silvia Abascal en los Goya de 2012, diez meses después de sufrir un ictus.


Artículo completo de +20minutos.es :

http://www.20minutos.es/noticia/2591760/0/accidentes-cardiovasculares/mitad-ictus-evitar/habitos-saludables/
Artículo de +PlusEsMas:

domingo, 8 de noviembre de 2015

Rosa León: "Las cuatro y diez".



"Fue en ese cine, ¿te acuerdas?
en una mañana "Al este del Edén"
James Dean tiraba piedras
a una casa blanca, entonces te besé.


Aquella fue la primera vez
tus labios parecían de papel
y a a la salida, en la puerta,
nos pidió aquel inspector nuestros carnés.


Luego volví a la academia
para no faltar a clase de francés.
Tú me esperaste hora y media
en esta misma mesa,
yo me retrasé (...)


Ten, esta foto, es muy fea
el más pequeño acababa de nacer ...
Oiga, ¿me trae la cuenta?
Calla, que fui yo quien te invitó a comer...


No te demores, no sea
que no llegues a la hora al almacén.
Llámame el día que puedas,
date prisa, que ya son las cuatro y diez."





Letra de Luis Eduardo Aute.

domingo, 1 de noviembre de 2015

Vainica Doble. Nos faltaba Carmen, nos falta Gloria.



El pasado jueves, 22 de octubre, murió Gloria van Aerssen.
En la fiel y cariñosa semblanza de Marcos Blanco Gendre, se recogían estas palabras de la escritora Carmen Viñolo:
"Quijotas, Vainica Doble lucharon siempre por la música. Con igual fuerza combatieron contra las aspas del establishment y el marketing que, con tanto empeño, obstaculizó su creatividad a lo largo de toda su carrera. ¿Quién ganó la batalla, preguntáis? ?Acaso no oís la melodía que silba el viento entre los escombros de los molinos?".

En el texto de despedida, sus cuatro hijos -Ignacio, Laura, Alvaro y Diego- recordaban cómo se conocieron Carmen y Gloria:
"Todo empezó cuando conoció a la tía Mari Carmen en una parada de autobús. Estaba silvando Tannhäuser y nuestra madre se acercó y se unió a ella, silbando una segunda voz. A partir de ese momento se hicieron inseparables y más adelante formarían Vainica Doble."
"Por aquel entonces nuestra madre estudiaba Bellas Artes, entró muy joven en la escuela de San Fernando, con 13 o 14 años. También bailaba y salía de gira internacional con la compañía de Pilar López, de la que su hermano era primer bailarín. Dejó de bailar cuando conoció a nuestro padre, un hombre con un sentido del humor maravilloso, muy divertido y pintor de gran talento [Juan Ignacio Cárdenas]."
"Siempre nos dijo que quería morir comida por un oso polar, tal y como hacían los esquimales en Los dientes del diablo. No hemos conseguido encontrar un oso, pero sí un hospital en medio de un bosque en Cercedilla, donde ha sido tratada con mucho cariño y la han ayudado a morir sin sufrimiento."

Yo era "mujer en los veinte" cuando escuché "El eslabón perdido", y ya no pude perderles la pista.
Es difícil elegir una de sus canciones, y más en un día como éste.
Os dejo con "La niña precoz", en la que se la escucha en un breve "solo", que comienza así:
"Fui estrella triunfal..."
Sin duda; ambas.





Noticia del fallecimiento de Gloria Van Aerssen. Incluye (abajo) el texto de despedida de sus hijos:
http://cultura.elpais.com/cultura/2015/10/22/actualidad/1445513174_701149.html

domingo, 25 de octubre de 2015

Ella dice, nosotras decimos: Esperanza D'Ors



"Aunque puede ser considerada como una renacentista dogmática, es una artista que no busca "la belleza por la belleza". Su obra apuesta por la reflexión en un mundo donde todo es "humo, es negro, es sombra". Rafael Sierra ("El Mundo").

"Evocando el cansancio del hombre contemporáneo, estas esculturas interesan no solo por lo que dicen (...) no moldean gritos, sino que articulan silencios; por eso cantan a la potencia de la impotencia." Pablo D'Ors ("Nuevos Mitos viejos", Leganés, Madrid, Catálogo).

"(...) la historia que de su larga epopeya se nos cuenta y ofrece es la de todos los hombres que hemos sido, y aún esperamos ser, en su plural acepción de titanes de una empresa soñada, hijos sumisos, presos de la buena conciencia, luchadores de la consanguinidad." Vicente Molina Foix ("Prometeo, no debiste traer el fuego", Catálogo).

"El eco del tiempo comprimido, inabarcable, late en los relieves de E. d'Ors (...) Y esa repetición anónima de los cuerpos, esa rigidez que enlaza con la sobriedad estilizada y repetitiva (...) con el anonimato serial de los desnudos, que se hacen trascendentes y nos reflejan (...)" Lourdes Ortiz ("Homenaje a Alejandría", Catálogo).


Leda y el Cisne

Ícaro Elgoibarren (Elgoibar, Vizcaya, sobre el río Deba)

Afrodita II (Plaza de la Paz, Oviedo)

El regreso de Ícaro con su ala de surf (Puerto de Alicante)

Afrodita para Critios (Hotel "Alfonso V", León)

Monumento a la Concordia (Plaza del Carbayón, Oviedo)


"... realiza una personal lectura de los mitos clásicos: Utiliza para ello la figura humana desnuda, en solitario o en grupo, con unos perfiles ambiguamente andróginos.
La ambigüedad sexual le permite mostrar ambivalencia, sentimiento y emoción (...) evocar el cansancio del hombre contemporáneo y abre interrogantes que nos permiten pensar en nuestro destino." De la página web de Esperanza D'Ors: 
http://www.esperanzadors.com/

sábado, 17 de octubre de 2015

Ella dice, nosotras decimos: Nawal El Saadawi.



[Los padres de Nawal hablan sobre la conveniencia de enviarla a estudiar a El Cairo]

"Tanto mi padre [Sayed] como mi madre [Zaynab] se daban cuenta de la importancia de la educación. Si no fuera por la educación, mi padre no habría pasado de pertenecer a la clase de los campesinos pobres a pertenecer a la clase media intelectual. Creía que yo tendría más oportunidades en el futuro si me convertía en una mujer con estudios que si sólo me convertía en esposa. A partir de ahí se planteó la cuestión de enviarme a la escuela secundaria de El Cairo. Sin embargo, mi padre dudó durante cierto tiempo. Por las noches, los oía hablar en voz baja:
-¿Quieres que Nawal viva sola en El Cairo, Zaynab?
-Puede estar en la casa de su tía Hanem.
-Vivir en casa de una tía no es lo mismo que vivir en casa de los padres.
-Nawal sabe lo que debe hacer. No te preocupes por eso, Sayed.
_Pero El Cairo no es Menouf, Zaynab.
-Nawal no es tonta. Confío en ella. La puedes tirar al fuego y saldrá ilesa."

"La hija de Isis". Ediciones del Bronce, 2003.










domingo, 11 de octubre de 2015

Ella dice, nosotras decimos. Teresa de Escoriaza.

“Eduquémonos, pues, mujeres españolas. Hoy nos es fácil. Solas en nuestras casas, aunque éstas se hallen en los rincones más apartados de España, gracias al invento maravilloso que ahora me proporciona el grato placer de acercarme a vosotras para animaros a libertar vuestros espíritus de las tinieblas que les aprisionan, podremos operar el milagro de nuestra renovación.”
“La primera conferencia feminista”. Revista T.S.H. (Telegrafía Sin Hilos), Madrid, 25 de mayo de 1924.

 
Ante el micrófono de Radio Ibérica de Madrid

Periodista, corresponsal en el extranjero y en la Guerra de Marruecos, Teresa de Escoriaza y Zabalza (1891-1968) estudió en el Instituto Cardenal Cisneros de Madrid, en la “Académie de Bordeaux (Francia), donde obtuvo un diploma de profesora de enseñanza elemental en 1910, y en las Universidades de Madrid y Liverpool”.

Vivió entre Estados Unidos y España desde los 25 años, pues decidió emigrar y trabajar en escuelas de Connecticut y, probablemente también de Pennsylvania, enseñando francés y español; pensaba en su futuro y en que los “asfixiantes límites en los que aún se encontraba la mujer española eran muy distintos a los de las americanas (…) Escoriaza prefirió integrarse en una sociedad en la que podía ser independiente”, en palabras de Marta Palenque, profesora de Literatura Española en la Universidad de Sevilla.

Utilizó los inicios de la radio para sus charlas feministas (Radio Ibérica de Madrid), y para impartir a través de este medio el primer curso de idiomas, “de francés para mujeres, el idioma de los salones en el siglo XIX” (noviembre de 1924), pues creía en la “Radiotelefonía” como “el arma con que la mujer, especialmente la española, conquistará su libertad.”

Impartió clases de español y francés durante treinta años (1929-1959) en la Montclair State University, de New Jersey.

En 2012, con la iniciativa y esfuerzos de cincuenta y siete de sus antiguos alumnos, que deseaban honrar su legacy, se inauguró la  Teresa de Escoriaza Seminar Room.
La página de la Universidad recoge los recuerdos entrañables y agradecimiento de algunos de ellos, y Marta Palenque, en un amplio artículo, el testimonio de uno de sus principales alumnos valedores, Protase E. Woodford (fallecido dos meses antes de la inauguración:

“Ella decía que de pedagogía y metodología no sabía nada. No obstante, nos inculcó un profundo interés y afecto por España y todo lo español. Además, nos abrió los ojos a un sentido moral muy distinto al que estábamos acostumbrados en los EE.UU. de los años 50.
Un ejemplo: en una misma semana, en la biblioteca de Montclair hubo dos incidentes. En uno, una pareja fue descubierta in fraganti. Las autoridades expulsaron a la muchacha de la universidad. Al muchacho le dieron un castigo mínimo.
El otro incidente fue la destrucción de un antiguo y valioso libro. Un estudiante lo rompió para sacarle una lámina. Ese estudiante también recibió un castigo mínimo.
La reacción de la señorita Escoriaza […] fue impresionante. Se puso como una fiera. Después de medio siglo no me acuerdo de las palabras precisas, pero el significado era que nosotros, los norteamericanos, teníamos un sentido moral perverso. Que lo que hizo la pareja era de mal gusto, pero que no merecía castigo, y que si se impusiera uno, por qué habría de ser distinto para el varón que para la joven. Y que lo que hizo el chico del libro fue realmente un crimen: fue destruir el patrimonio de todos. Con eso ella se marchó del aula sin dictar la clase aquel día. Nos quedamos atónitos. Pero nos hizo pensar.”

Una beca anual para realizar estudios en España lleva su nombre.
Teresa “era ciudadana americana desde 1938”. Tras jubilarse, vivió en California hasta su regreso a España. Falleció en San Sebastián, la misma ciudad en que nació.

Las niñas que en los años 70 crecimos pasando las tardes con nuestra madre que planchaba, escuchábamos con ella radionovelas como "Los parientes pobres" o los consejos de Doña Elena Francis.
No sé si se pensó en clases de francés, o de inglés, o de... para tan magnífica hora.
Y hemos tardado; hemos tardado en conocer -escamoteadas- a estas mujeres, de las que nunca se hablaba; sus ilusiones, sus hechos, su trabajo.
Y sus vidas.

Enlace al artículo “Ni Ofelias ni Amazonas, sino seres completos: Aproximación a Teresa de Escoriaza”, de Marta Palenque (en PDF):