sábado, 7 de marzo de 2015

Ella dice, nosotras decimos. Carmen Díez de Rivera.



"Hay pocas vidas coherentes; hay muchas vidas aburridas, eso sí. Pero la coherencia de la vida de cada uno es un cielo constante de luces que tiemblan o restallan, de noches claras o negras, de días encapotados o de lluvia, de tormentas, siembras y cosechas. De simas y abismos. De decisiones a veces feroces y traumáticas. De sufrimientos ajenos o propios, de errores de calendario, de pasiones o de oquedades. Qué sé yo. YO, eso. YO. Los demás me llamáis TÚ o ELLA. De pequeña, Carmencita. Eso, Carmencita".


Historia de Carmen. Memorias de Carmen Díez de Rivera. Ana Romero. Planeta.





“Recuerdo que desde muy temprano en el colegio cuando en sexto de Bachillerato me preguntaban: ¿Tú qué quieres ser? Yo decía: "Yo quiero ser libre" Necesitaba libertad. Recuerdo que en mi primer viaje a Paris visité el Quartier Latin y veía a la gente que era como yo quería ser o quería vivir. Yo recuerdo que me senté en una acera y me eché a llorar porque parecía mentira que a una hora y veinte de avión el mundo era libre y sin embargo aquí en España todavía teníamos una sociedad muy rígida y la mujer no tenía un papel”.