sábado, 19 de septiembre de 2015

Ella dice, nosotras decimos: Nawal El Saadawi

Foto: Pierre-Yves Ginet
Página del Colectivo Essenci'Elles (http://www.essencielles.fr/)

"Decidí leer el Corán de principio a fin. Entonces me dí cuenta de que era cierto lo que decía mi tío Sherikh Mamad. Alá no se dirigía a Eva excepto a través de su esposo, Adán, y el nombre de Khadija no se menciona ni una sola vez, aunque había participado en la fundación del islam y había sido quien encaminó a su esposo para que se convirtiera en el profeta del islam. ¿Por qué Dios no mencionaba a Khadija y a otras mujeres que habían luchado y muerto, mártires, en los campos de batalla del isla? ¿Por que Dios sólo se dirigía a los hombres, y si se dirigía alguna vez a una mujer, por qué lo hacía a través de los hombres?"
"La hija de Isis". Contraportada de Ediciones del Bronce, 2003.


En la Plaza Tahrir, en una discusión acerca de si mujeres y hombres deben rezar juntos en las mezquitas (fotografía: Sampsonia Way Magazine).



"-Nawal tiene un don, Zynab Hanem. Ojalá le pudieran comprar un piano para que practicara en casa.
-Si Dios quiere, miss Yvonne.
Mi madre dijo "si Dios quiere" con una voz que me indicó que Dios nunca querría, y que ningún piano iba a entrar en nuestra casa en toda mi vida (...)
En esa época, yo tenía nueve años. Todas las noches tenía un sueño u otra acerca de un piano. A menudo era el mismo sueño, un piano caía del cielo y entraba en mi habitación por la ventana.
Durante veintiséis años soñé con ese piano, hasta el día en que mi hija Mona cumplió diez años. Ese día le compré un piano en una subasta en El Cairo. me costó setenta y cinco libras, que había ahorrado de mi sueldo después de graduarme en la escuela de medicina. Setenta y cinco libras acumuladas durante un periodo de once años en una hucha de hojalata.
Mona vivía conmigo en mi apartamento, en el quinto piso de un edificio de Giza. Abrí los ojos por la mañana y vi el piano entrando por la ventana, colgando de una cuerda. El instante me pareció irreal, imaginado. Lo había visto noche tras noche durante veintiséis años, lo había visto durante tanto tiempo en sueños que el hecho, la realidad, tan sólo me pareció un sueño."


Fotografía: Marwan Naamani (AFP)

Médica, psiquiatra, activista, escritora,... la llamada "Simone de Beauvoir de Egipto" fue Directora General de Sanidad hasta su cese en 1972 al publicar "Mujeres y sexualidad", un estudio sobre "el trato vejatorio que reciben las mujeres en el mundo árabe". 
Asesora de programas de Naciones Unidas de ayuda a mujeres de Africa y Oriente Medio, exiliada, profesora en las Universidades de Duke y Seattle, amenazada de muerte por fundamentalistas...